Recuerdos



Siempre que me siento pesimista por cómo está el mundo pienso en la puerta de llegadas del aeropuerto de Heathrow. La opinión general da a entender que vivimos en un mundo de odio y egoísmo, pero yo no lo entiendo así, a mi me parece que el amor está en todas partes. A menudo no es especialmente decoroso ni tiene interés periodístico, pero siempre está ahí, padres e hijos, madres e hijas, maridos y esposas, novios novias, viejos amigos…
Cuando los aviones se estrellaron contra las torres gemelas, que yo sepa ninguna de las llamadas telefónicas de los que estaban a punto de morir fueron de odio y venganza, todas fueron mensajes de amor. Si lo buscáis tengo la extraña sensación de que descubriréis que el amor en realidad está en todas partes.

Leave a Reply

Seguidores