Recuerdos

La felicidad nos golpeó como una bala en la cabeza.

Leave a Reply

Seguidores